Quieres ser el primero en recibir noticias del America?

Renato Ibarra no se desespera en América y se ve jugando el segundo semestre del 2021

La directiva azulcrema aún no ha encontrado un lugar para el futbolista por lo que se mantiene como parte el plantel en espera de una oportunidad de venta

Noticias
Por Jonatan Peña
Domingo, 11 de julio de 2021
Renato Ibarra no se desespera en América y se ve jugando el segundo semestre del 2021

Por Jonatan Peña 

Renato Ibarra continúa en el 'limbo' y aún no sabe lo que le deparará el futuro a corto y mediano plazo en su carrera futbolística, ya que sigue sin llegar una oferta atractiva al América y no será 'indultado' por la alta plana para poder regresar a jugar con el primer equipo tras haber estado inmiscuido en problemas de violencia familiar en marzo del 2020 que le privaron por algunos días su libertad.

El ecuatoriano ha estado entrenando con la Sub 20 de la Águilas en Coapa para no perder ritmo ni forma física toda vez que ya no permaneció con el Atlas ante la falta de un acuerdo económico entre ambas instituciones.

En el año que estuvo prestado con los Rojinegros, el conjunto azulcrema cubrió la mitad de su sueldo y la directiva comandada por José Riestra pretendía que continuará otros dos torneos de esa manera, pero esta vez no hubo arreglo.

A pesar de que las críticas en su contra han disminuido tras lo incidentes que tuvo con su ex pareja Lucely Chalá que lo llevaron a la detención por parte de las autoridades, en América se mantienen firmes en la separación definitiva y, además, hay sobrecupo de jugadores extranjeros, por lo que no será registrado. Lo mismo le sucederá al chileno Nicolás Castillo, quien pudo volver a la canchas en la pretemporada, pero está fuera de planes del técnico Santiago Solari.

La Sub 20 viajará este lunes a California, Estados Unidos para iniciar una gira de preparación de cara al arranque del Apertura 2021 dentro de la categoría. Hasta ahora la intención es que Ibarra permanezca en México a la espera de buenas noticias y si surge algún 'acomodo'.

El sudamericano no se desespera ni pierde la fe en que se cristalice alguna oferta de un club mexicano en este periodo o, bien, esperar de aquí hasta que se cierre el mercado internacional a inicios de septiembre. Un semestre de inactividad está lejos de su mente y, por lo pronto, en las Águilas sigue percibiendo su sueldo con normalidad al tener contrato vigente hasta el 2023.