Quieres ser el primero en recibir noticias del America?

Memo Ochoa defiende el juego defensivo del América de Santiago Solari contra Pumas

El técnico argentino aprendió de su error en la liguilla pasada 

Noticias
Por Luis Olea
Jueves, 25 de noviembre de 2021
Ochoa Henry Córdova

Ayer se jugó el primer partido de la serie entre América y Pumas, dejando un mal sabor de boca para la afición y periodistas, pues el partido terminó con empate a cero goles y no fue el espectáculo que ellos querían ver; sin embargo, Santiago Solari aprendió la lección de lo que le ocurrió la liguilla pasada ante Pachuca.

Así lo confirmó Guillermo Ochoa, guardameta americanista, tanto el cuerpo técnico como los jugadores sabían que no tenían que cometer los mismos errores, pues irse demasiado al frente podía volver a salir muy caro.

"Teníamos que aprender de la Liguilla pasada en donde no nos fuimos con ventaja. Era algo que remarcamos en el vestidor, las experiencias para eso son, para tratar que no se repitan. Esta vez, el equipo estuvo bien en el accionar defensivo y en la segunda parte con el balón. Todavía falta la mitad del trabajo"

En entrevista para TUDN, Ochoa resaltó el trabajo que han venido haciendo durante todo el año, no se ha perdido un solo juego de local, por lo que confía en sellar la eliminatoria en casa.

"En casa hemos estado fuertes, hemos hecho las cosas bien y hay que hacer pesar esa localía con nuestra gente y en nuestro estadio"

No había por qué cambiar el estilo de juego, América sabe muy bien a lo que juega con el tipo de jugadores que cuenta en este momento, está muy bien trabajado y si al final se logra el objetivo las formas no importarán.

"Si mantenemos esa regularidad que tuvimos durante el torneo y el pasado y la llevamos a cabo en los partidos de Liguilla nos puede dar mucho resultado”

“La estrategia era hacer lo que venimos haciendo durante todo el año, ahora porque es Liguilla no es momento, no tenemos porque cambiar nuestra forma de jugar y nuestro estilo”

América le cortó el ritmo a Pumas

Las Águilas del América llegaban con un parón de casi 3 semanas y sin uno de sus jugadores claves, Pedro Aquino, quién tuvo una recaída con su lesión.

Pumas venía con una racha positiva, había ganado 5 de sus últimos 7 partidos, un empate y una sola derrota, marcando 13 goles en 5 partidos, a eso le sumamos el envión anímico por eliminar a Toluca en repechaje, las Águilas hicieron su trabajo adecuado para frenar el gran cierre de torneo que tuvo Pumas.