Quieres ser el primero en recibir noticias del America?

La legendaria remontada del Club América para lograr el Tricampeonato frente al Tampico Madero

Una de las remontadas más increíbles que se han dado en una gran final del Fútbol Mexicano.

Noticias
Por Iván Dávila
Viernes, 15 de abril de 2022
Club América Prode 1985

La temporada 1985-1986 fue sumamente peculiar, ya que debido a que México sería sede del Mundial de 1986, se decidió dividir el campeonato en dos torneos cortos de Liga oficiales. El primero de ellos sería el México 85 (mejor conocido como Prode 85) y el segundo sería el México 86, justo previo a la justa mundialista.

El Club América llegó a este torneo, que se dividió a los 20 equipos en cuatro grupos de cinco clubes cada uno, solo se jugó entre los rivales del sector a visita recíproca, los 2 mejores de cada sector calificaron a la liguilla. Los Azulcremas no pudieron contar con sus seleccionados, ya que se encontraban concentrados para disputar la justa mundialista, una desventaja importante para nuestro equipo, que aportó elementos como Armando Manzo, Álex Domínguez, Carlos Hermosillo, Mario Alberto Trejo y Carlos de los Cobos.

Las Águilas terminaron en el primer lugar de su grupo, por lo que se enfrentaron en los cuartos de final contra la U de G, ganando por marcador global de 3-1. En las semifinales se encontraron contra el conjunto del Atlante, en una emocionante serie que terminó a favor de los azulcremas por un 5-3 global, accediendo así a su tercera final de Liga consecutiva.

La remontada más increíble en la historia del Club América

En la gran final se dio una de las volteretas más impresionantes de toda la historia del Fútbol Mexicano, ya que nos tocó enfrentar a un sorpresivo equipo de Tampico Madero, que fue un rival mucho más fuerte de lo esperado. En el encuentro de ida en la cancha del Estadio Tamaulipas, los locales arrasaron con los azulcremas y los derrotaron por un marcador contundente de 4-1, algo que parecía finiquitar la serie de manera temprana.

Sin embargo la cancha del Estadio Azteca se volvió a convertir en el mejor aliado de las Águilas y así orquestaron una hazaña que al día de hoy aún se recuerda con gran cariño. El Club América salió con la firme intención de conseguir el tricampeonato, pero no pudo comenzar a marcar si no hasta el segundo tiempo del encuentro de vuelta, quién abrió el marcador fue un joven Ricardo Peláez.

Tres minutos después Eduardo Bacas volvió a marcar en una final y acercó a los de Coapa a sólo un gol en el marcador global. Ramón Ireta marcó el gol del empate, en un momento donde el estado anímico estaba totalmente a favor del equipo local, por lo cual el mismo Bacas en tiempos extra, terminó marcando el gol que le daría el tricampeonato al Club América y su sexto título en la era profesional.