Quieres ser el primero en recibir noticias del America?

La Historia de la Final del Siglo entre América y Guadalajara

Águilas y Chivas se midieron en lo que muchos consideran como la serie más importante de todos los tiempos dentro de la Liga MX.

Noticias
Por Iván Dávila
Martes, 12 de abril de 2022
AMERICA CHIVAS FINAL

La famosa década de los 80’s no inició de la mejor manera para el Club América, ya que la temporada 1980-1981, fue para el olvido. El equipo terminó en la 13va posición de la Tabla General y no pudo competir por el título en la Liguilla, algo que hizo que el propietario del equipo decidiera hacer cambios importantes en toda la institución.

Fue ahí que nació el famoso apodo de las Águilas y el mítico uniforme de la ‘V’ que caracterizó completamente al conjunto americanista durante esta importante década. Con esto también se nombró a una leyenda de la institución, Carlos Reinoso, como nuevo entrenador para el primer equipo, algo que trajo excelentes resultados.

Durante las primeras dos temporadas de Reinoso al mando del equipo, las Águilas tuvieron excelentes actuaciones en el torneo regular, pero quedaron eliminados en semifinales en ambos campeonatos. La eliminación en la temporada 1982-1983 fue histórica, ya que fue frente al acérrimo rival Guadalajara y además terminó en una bronca legendaria entre los futbolistas de ambas escuadras. 

Llega la revancha contra Chivas y el título que comienza la hegemonía (1983-1984)

Para la temporada 1983-1984, el conjunto americanista contaba con un equipo completamente consolidado con figuras como Alfredo Tena, Cristóbal Ortega, Héctor Miguel Zelada, Mario Trejo, Norberto Outes, Daniel ‘Ruso’ Brailovksky, un joven Carlos Hermosillo, entre otros. El Club América volvió a terminar como líder general de la competencia por segundo torneo consecutivo, pero en esta ocasión no iba a dejar escapar el título.

En los cuartos de final se derrotó a Monterrey con un marcador global de 2-1, mientras que en las semifinales se venció de manera contundente al Cruz Azul por un marcador global de 2-0. Chivas nos esperaba en la final y estaba servida en la mesa la revancha por la eliminación del año pasado, algo que nuestros jugadores tenían muy presente.

En el partido de ida las Águilas se fueron arriba en el marcador con goles de Mario Trejo y Carlos Hermosillo, en un encuentro que parecía dominado por el conjunto de Coapa. Sin embargo Chivas reaccionó en los minutos finales del encuentro, anotando dos goles que dejaron el marcador empatado.

El Estadio Azteca fue protagonista de lo que es considerada hasta el día de hoy, como la final más importante de toda la historia del Fútbol Mexicano. La polémica se hizo presente por algunas decisiones cuestionables por parte del colegiado del encuentro, que pudieron haber hecho todavía más fácil la victoria americanista.

La expulsión de Armando Manzo dejó a los azulcremas con un hombre menos desde el minuto 26, por si fuera poco Héctor Miguel Zelada cometió un penal sobre el Snoopy Pérez, el cual el mismo Zelada atajó de manera milagrosa. Esta fue la inyección que necesitaban las Águilas, que terminaron arrollando de manera contundente a los rojiblancos.

América se fue encima de Chivas a pesar de tener un hombre menos y pudo abrir el marcador, con anotaciones de Eduardo Bacas y Alfredo Tena, se fueron al frente. Fernando Quirarte acercó a los rojiblancos, pero Javier Aguirre terminó marcando el gol que le dio el título a las Águilas e inició una época de oro para el equipo.

Sin duda alguna la final más legendaria de toda la historia del Fútbol Mexicano, ya que se enfrentaron los dos equipos más grandes e importantes de todo el país. Afortunadamente las Águilas se llevaron este partido tan relevante, que ha quedado como uno de los argumentos más sólidos para dejar en claro la superioridad de los Azulcremas frente a su odiado rival.