Quieres ser el primero en recibir noticias del America?

¿Es realmente Guillermo Ochoa un mal atajador de penales históricamente hablando?

¿Cómo ha sido el trabajo del guardameta del Club América, Guillermo Ochoa, al atajar penales?

Noticias
Por Dayaana Ramírez
Domingo, 24 de julio de 2022
Guillermo Ochoa
Francisco Vega, Getty Images

El Club América obtuvo la desventaja en el juego contra los Xolos de Tijuana desde los primeros minutos, debido a la falta que cometió Jorge Sánchez sobre Pedro Alexis Canelo dentro del área, tras la revisión en el VAR, el árbitro determinó que había un penal en favor de los locales, por lo que la confianza azulcrema recayó en el arquero azulcrema, Guillermo Ochoa, sin embargo, no logró detener la acción de Lisandro López.

¿Cómo ha sido el trabajo de Guillermo Ochoa al atajar penales?

Tras tener su debut en el 2004 durante el juego entre América contra Monterrey (por la lesión de Adolfo Ríos), un juvenil Guillermo Ochoa comenzó a demostrar sus habilidades futbolísticas y excelentes reflejos hasta lograr afianzarse del arco de las Águilas, su destreza propició la aprobación de los aficionados, ya que al inicio de su carrera se consolidó por atajar una notable cantidad de penales.

De hecho, Guillermo Ochoa registra una importante marca al ser el arquero con más penas máximas detenidas en la historia de la Selección Mexicana (3), mientras el tapatío se colocó como el cuarto guardameta mexicano con más penales atajados al sumar un total de 20. Aunque ante el cambio para ejecutar penales de parte de los delanteros (justo cuando esperan a que se haya lanzado), ha desfavorecido al azulcrema en esta parte de su carrera.

 


La racha negativa que persigue a Guillermo Ochoa

Es una realidad que el trabajo de Guillermo Ochoa sigue funcionando para el Club América, luego de las virtuosas atajadas que realiza en favor del conjunto al ser en distintas ocasiones el héroe. No obstante, el guardameta azulcrema en esta Jornada 4 del Apertura 2022 tras la acción que recibió del jugador de Xolos, significó una negativa marca de 29 penales consecutivos sin detener en la Liga MX.