Diego Lainez, arrepentido

El futbolista surgido de las Fuerzas Básicas del Club América está pasando por un momento complicado en el Viejo Continente.

Noticias
Por Jonatan Peña
Jueves, 10 de febrero de 2022
Diego Lainez

El rumbo de Diego Lainez en el Betis se mantiene lejos de un camino promisorio en este inicio del 2022 y el técnico chileno Manuel Pellegrini le ha restado oportunidades en el torneo de Liga y en la Copa del Rey sin ni siquiera usarlo de cambio en seis de los últimos ocho duelos en los que estuvo disponible.

Durante estos dos primeros meses del año, el mexicano sólo suma 52 minutos con el conjunto español y no tiene acción desde el pasado 18 de enero cuando entró en la parte final del encuentro contra el Alavés. Por ende, la desesperación y frustración son inevitables y crecen día con día.

En contraste, el canterano americanista sí tuvo participación con la Selección Mexicana recientemente y fue clave en el triunfo contra Panamá al ocasionar el penalti que decretó tres puntos de oxígeno puro para el entrenador Gerardo Martino en la Eliminatoria Mundialista.

La fortuna es diferente en el Viejo Continente y, después de que decidió quedarse en Sevilla tratando de dar un giro a su poca regularidad, en este momento no deja de pensar en las alternativas que algunos conjuntos como Torino, Sporting de Lisboa, Rayo Vallecano o Celta de Vigo le ofrecieron para seguir con su experiencia europea y en su mente también pasa cierto arrepentimiento.

Ahora, Diego tendrá que esperar hasta el verano próximo para ver la posibilidad de dar un salto a otra institución porque, en definitiva, en su actual equipo no se vislumbran mejores oportunidades y la paciencia ya rebasó su límite a pesar de no bajar los brazos.

El Betis le abrió las puertas y estaba dispuesto a negociar en este mercado invernal tratando de que todas las partes salieran beneficiadas, pero el medallista de bronce en los Juegos Olímpicos quiso quedarse y, para su mala fortuna, no ha sido la mejor decisión hasta ahora. Con contrato vigente hasta junio del 2024 tampoco le ilusionó mucho una cesión y lo único positivo fue que su salario sigue rondando los 1.2 millones de euros anuales.