Quieres ser el primero en recibir noticias del America?

Solari no pierde la fe en llegada de Cristo

El técnico de las Águilas desea que la directiva azulcrema le cumpla con al menos una de las incorporaciones que pidió.

Jonatan PeñaJonatan Peña
Martes, 22 de junio de 2021

En un mes exacto la Liga en México tendrá luz verde y en América no cierran completamente la puerta a la llegada de un nuevo refuerzo, más allá de que el plan de austeridad sigue aplicándose dentro de las finanzas del club.

Hay un nombre que el técnico Santiago Solari no deja de lado y ha manifestado a la directiva que se haga un esfuerzo para poder contratarlo de cara al próximo torneo. Se trata de Cristo González, a quien conoce desde su paso por el Real Madrid Castilla y no es sólo un rumor, ya que el interés del estratega es real y le encantaría contar con sus servicios en el ataque.

De nacionalidad española, el jugador sonó como posibilidad hace algunas semanas y en términos contractuales no entra en planes del Udinese (dueño de su carta) y estuvo prestado con el Mirandés; su valor en el mercado ronda los dos millones de dólares, por lo que en el papel no representaría un fuerte gasto para los de Coapa.

La dificultad de su arribo radica en que no se le ha encontrado acomodo a Nicolás Castillo, pero tampoco al colombiano Nicolás Benedetti. En Coapa no se desesperan y tratarán de darles salida ya sea en calidad de préstamo o compra, y así liberar una plaza más de un jugador No Formado en México (NFM), ya que ahora sólo se pueden tener diez por club.

Pase lo que pase, no hay la intención de registrar al delantero chileno, quien viene de superar su problema de trombosis sin recaídas. A mediano plazo, Solari pretende regresar a Europa y está en todo su derecho, ya que es lógico que aspire a dirigir nuevamente en el futbol de elite como ya lo hizo con el Real Madrid y sacarse esa espina.

Recientemente declaró a los cuatro vientos a un medio internacional ese deseo y, aunque habló con honestidad y fue directo, en las Águilas le pidieron prudencia y mesura y aún más con el famoso hashtag de #FueraBaños, donde la gente está muy susceptible y lo que quieren son resultados, no mensajes de inestabilidad.