Cargando iframe...
ERA MATAR O MORIR

A pesar del error de Lichnovsky, Quiñones le da el pase al Club América para las semifinales

Las Águilas se jugaron la vida en el Estadio Azteca contra Pachuca, estaban haciendo todo perfecto, pero un grosero error comprometió todo el plan de juego

Club América.Club AméricaCréditos: Imago7
Escrito en NOTICIAS el

Después de que el pasado miércoles se viviera la ida de los cuartos de final entre el Club América y Pachuca, ambos equipos llegaron al Estadio Azteca esta tarde para competir por un lugar en las semifinales. El capítulo anterior terminó con un empate a un tanto e cada lado, además de que la llave de eliminación previa en la Copa de Campeones culminó con los Tuzos como vencedores, así que hoy era vital obtener el triunfo.

América sabía que con un empate le alcanzaba perfectamente para colocarse en la siguiente instancia del torneo, pero ante el estilo de juego tan dinámico de Pachuca, André Jardine optó por mandar a sus dirigidos a atacar con gran velocidad, lo que permitió oportunidades de gol claras para los Azulcremas, especialmente un centro que le mandaron a Henry Martín pero que el guardameta contrario fue capaz de rebotar.

La intensidad del partido se fue elevando cada vez más, lo que desencadenó dos jugadas polémicas en las que Diego Valdés soltó un codazo y Jonathan dos Santos pisoteó la pierna de un contrario, acciones que encendieron las redes porque hubo quienes exigieron tarjeta roja, aunque recordemos que desde la ida de los cuartos de final, en todos los partidos se guardaron las tarjetas.

Sobre la media hora de juego, cuando América tenía completamente dominado el juego a su favor, Pachuca fue capaz de arrastras el balón hasta la cancha contraria, en donde la defensa pudo quitarles la posesión, pero cuando decidieron jugar con Igor Lichnovsky, el chileno decidió mandar un pase al centro de su área para Jonathan dos Santos, pero fue sorprendido por Idrissi que pateó directo al marco para adelantar a los Tuzos.

Para el segundo tiempo América no pudo encontrar el mismo vendaval que tuvo en la primera parte contra la portería de Pachuca, de hecho eran los visitantes quienes más oportunidades encontraban. Esto causó que Jardine optara por enviar modificaciones apenas a los 57 minutos, con Richard Sánchez y Julián Quiñones por dos Santos y Javairo Dilrosun.

Pachuca estaba al tanto de la desesperación de América, así que para incrementar su tensión y cortar su ritmo cuando trataban de atacar, decidieron quedarse tirados en el césped cada para había un choque contra un Azulcrema, todo con la intención de consumir el tiempo del cronómetro.

Por si fuera poco, mientras América arrastraba el balón en bloques de manera tardada, los Tuzos solo necesitaban tres toques para mandar el esférico al terreno azulcrema y buscar opciones de gol. La confianza incrementaba en Pachuca pero para las Águilas la desesperación cada vez era más presente.

La buena noticia es que los de Hidalgo empezaron a demostraron problemas físicos después de jugar dos y hasta tres partidos por semana desde la semifinal de Concachampions. Elementos como Deossa, Rondón o Rodríguez ya no podían correr a la misma velocidad que suelen hacerlo, así que se abrió una oportunidad para que América desgastara el juego y apostara por empatar ante un error en la defensa.

Faltando 15 minutos de partido, Jardine optó por mandar a Brian Rodríguez y Salvador Reyes en lugar de ramón Juárez y Alejandro Zendejas, todo con la intención de recorrer a Israel a la central y poner a Chava como lateral debido a que tiene más condiciones ofensivas para que buscara el ansiado empate contra Pachuca.

Con 80 minutos cumplidos de este partido y 170 de la serie, Valdés seguía sin aparecer en el campo, si bien trataba de asistir a sus compañeros y mandar pases precisos, su jerarquía siempre indica que debe marcar diferencia en estos escenarios, pero no podía hacer pesar su número 10. Sin embargo, Quiñones y Martín vivían un escenario similar, totalmente desapercibidos, peor Henry que falló una opción clara de gol en el primer tiempo.

Al 83 entró Illian Hernández, dándole salida a Cristian Calderón, el punto era encontrar oportunidades de gol de cualquier manera, América estaba desembocado al frente para empatar, pero Pachuca logró retener el esférico por más tiempo ante un nuevo error de Igor Lichnovsky que Rondón no aprovechó al rematar por encima del arco.

Con 87 minutos en el cronómetro, Richard Sánchez demostró que había otras alternativas para marcar y encendió a la fanaticada con un remate de larga distancia que el arquero logró desviar hacia tiro de esquina. Desafortunadamente, el centro llegó a Quiñones y su remate se fue desviado.

En tiempo de compensación, Diego Valdés mandó un centro que Illian remató de cabeza, un balón que fue bien detenido por el portero pero que Quiñones logró empujar al fondo de las redes e hizo explotar a la afición con el grito de gol que además de poner el empate en la serie, puso el pase a la siguiente ronda.

Sobre los últimos minutos, América empezó a hacer lo mismo que Pachuca cuando tenían la ventaja, tirarse al suelo en todas las acciones donde hubiera un ligero contacto, todo con el fin de comerse el tiempo que quedaba de partido. Si bien fue cuestionable que no se expulsara a dos elementos Azulcremas y la manera en que apenas empataron, la alegría de la afición era real, las Águilas escucharon el silbatazo final y consagraron su pase a la semifinal del Clausura 2024.