Amenazas de Peláez sin consecuencias

El Presidente Deportivo del Club América, Ricardo Peláez, manifestó su hartazgo ante los constantes ataques y burlas que suele realizar el CEO de Grupo Omnilife, José Luis Higuera. Es por eso que en semanas anteriores declaró que por fin tomaría cartas en el asunto.

Peláez llamó ‘pelagatos’ al empresario que es mano derecha del propietario del Guadalajara, Jorge Vergara. Además declaró que iba a presentar una queja ante los directivos, por violar el Código de Ética de la Liga MX.

Sin embargo dicha amenaza aún no se ha cumplido, sumésmole a eso que parece que Higuera no parece haber aprendido la lección, pues al día siguiente de las declaraciones de Peláez, José Luis ironizó a través de su cuenta de Twitter con la siguiente publicación:

La posible sanción de Higuera podría provenir del Código de Ética de la Liga MX, específicamente del Artículo 8, en el que se aclara que se prohíbe denostar y dañar a ‘terceros involucrados’ en la práctica del futbol mexicano.

Cualquier sujeto a este Código de Ética deberá abstenerse de emitir juicios públicos sobre el desempeño del Cuerpo Arbitral, de los Comisarios, de la FMF, sus órganos de gobierno y sus integrantes, así como de terceros involucrados, que tengan como intención o efecto, desacreditar, denostar, desprestigiar y/o causar perjuicio o daño“, se puede leer al respecto.

En la ‘Declaración del Juego Limpio y Ética Deportiva’, a la que apeló Peláez en ese momento, se asegura que todos los involucrados en el balompié federado no deben formar parte de conflictos institucionales ni de cualquier tipo, otro aspecto ignorado por Higuera.

“No provocamos reacciones adversas que puedan desencadenar conflictos, y respetamos a todas y cada una de las personas que trabajan en la Institución del futbol”, añade el texto aprobado el 17 de junio de 2015 y al que apeló